• Inicio
  • Estaciones
  • Tarifas
  • Blog
  • Preguntas clave
09 August 2017
En este nuevo mundo protagonizado por los millenials, las personas hemos dado una gran relevancia a llevar un estilo de vida saludable. Para lograr este acometido, nos enfocamos en dos áreas principales, el ejercicio físico y la alimentación. Generalmente, realizar cambios trascendentales en cualquiera de estos aspectos requiere de un compromiso grande por parte de cada uno de los individuos, alterar nuestros hábitos diarios puede llegar a ser una tarea titánica.
Las bicicletas eléctricas de pedaleo asistido o pedelecs, se han convertido en una alternativa viable para migrar de medios de transporte motorizados a una movilidad sostenible y saludable, sin incurrir en un esfuerzo o cambio significativo.
Pero empecemos por lo primero, ¿Qué es una bicicleta eléctrica de pedaleo asistido?: son aquellos vehículos que visualmente podrían confundirse con bicicletas convencionales, pero que adicionalmente llevan una batería adherida al marco y un pequeño motor en el centro de la llanta trasera o delantera. A diferencia de las motos en las cuales su motor es activado mediante el accionamiento de un acelerador, los pedelecs activan el motor mediante el pedaleo, esto quiere decir que sin pedalear es imposible accionar el motor. Este tipo de funcionamiento del motor tiene dos beneficios, por un lado, se incentiva un pedaleo con poco esfuerzo, que ayuda al ejercicio físico sin llegar a un nivel de ejercicio que genere sudor y desmotive al usuario de movilizarse en bicicleta. Por otra parte, las bicicletas eléctricas de pedaleo asistido, son las únicas autorizadas para transitar por las ciclorrutas en Bogotá y las diferentes ciudades de Colombia.
Finalmente, según un estudio publicado por el European Journal of Applied Physiology por Peterman, Morris, Byrnes y Kram, titulado “Pedelecs as a physically active transportation mode”, comprobaron los distintos beneficios en salud de utilizar bicicletas eléctricas de pedaleo asistido como medio de transporte. Tomaron una muestra de veinte personas que se transportaban principalmente en carro y por el transcurso de un mes, debían moverse en los pedelecs como mínimo tres días a la semana y cada día utilizarla por lo menos 40 minutos.
Los resultados fueron muy satisfactorios, transitaron a una velocidad no muy elevada de 20 km/h en promedio y aun cuando debían cumplir con tan solo una cuota de 120 minutos semanales de uso, terminaron utilizándola en promedio un 50% más para un total de 180 minutos. Al finalizar la prueba, identificaron una mejora en la salud cardiovascular, al encontrar mejorías en los niveles de azúcar en la sangre y en la capacidad aeróbica de los participantes. Adicionalmente, varios de los participantes al finalizar la prueba, optaron por adquirir una bicicleta eléctrica de pedaleo asistido propia.
Las bicicletas eléctricas públicas de MUVO, que también son de pedaleo asistido, ofrecen una solución de movilidad para los ciudadanos y una oportunidad para que las personas mejoren su estado de salud y se transporten más rápidamente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada